Procesos participativos integradores

Creemos que la participación es una herramienta fundamental para llevar a cabo cualquier proceso en el ámbito del planeamiento y la edificación.

Sólo a través de modelos que impliquen a los usuarios podemos conseguir conocer las necesidades reales de la ciudadanía y afinar en la propuesta de soluciones de manera exitosa.

El proceso participativo tiene asociados unos retos y a la vez unas consecuencias  fundamentales para la implantación de un urbanismo sostenible:

  • Genera convivencia, conocimiento, empatía y confianza. Todo esto contribuye a combatir la exclusión social y la marginalidad.
  • Es un herramienta inclusiva que tiene como última instancia empoderar para la toma de decisiones con respecto a su hábitat
  • Este empoderamiento hace al ciudadano corresponsable de los procesos en los que participa, facilitando modelos de autogestión y cuidado de los espacios generados.